lunes, 23 de marzo de 2009

ahora casi 26





Resulta que inspirada en el ùltimo post de la lata me decidì escribir todo lo que me ha pasado este año de locuras y cambios, y todo a raìz de que el domingo cumplo los 26 de miedo...uff hace 10 años andaba como loquita enamorandome, perdiendo mi virginidad, probando la mota, huyendo de la casa, siendo corrida del tec ccm (for future references), rebelandome contra todo y todos...puf que vieja estoy.
Pero pensandolo bien qué es lo que realmente ha pasado? un cambio de casa esperemos definitivo, una Sarah hermosa entrando en mi vida sin entender como no estuvo en ella todo este tiempo, mi pequeña Fresa, perra desmadrosa que me da el doble de trabajo que mis dos hijas juntas...pero realmente adorable.
El año pasado tenía casi tres meses de embarazo, y me pase todo el día cumpleañeril en el cine. Me sentía perdida porque no encontrabamos una casa, porque no me sentía estable, porque tenía pánico de estarla cagando en todas las decisiones tomadas; me sentía rabiosa de estar embarazada, no me sentía lista para una segunda bebé, para todo lo que representaba, me sentía culpable por sentirme así, veía mi cuerpo (que me habia costado un chingo de trabajo recuperar después del embarazo pasado) yendose al carajo, me sentía fisicamente de la fregada, vomitando todo el día, y para acabarla de joder tenía amenaza de aborto, no entendía porque no me podía conectar con el bb, estaba fuera de mi cuerpo y sobretodo estaba reemputada.
Mi abuelo llevaba unos meses de muerto, y el dolor se estaba acomodando en mi vida como algo común, no podía llenar ese hoyo que me hacía vomitar cuando lo observaba.
Me sentía tremendamente sola, estaba reestrenando un amor que creía perdido pero me había alejado de todo mi mundo para poderlo vivir, y aún enamorada me sentía sola, cómo era eso posible?
Mi universo interno era un desmadre total. Cumplir 25 me apanicaba, medio siglo de nada...
Pero decidí cambiar, me entregue a mi embarazo y a mi hija, me entregue a buscar un parto que esperaba liberara muchas necedades y dolores guardados y seis meses después no logro curarme de la cesárea que (aunque me digan exagerada y loca) me enseñó de verdaderos traumas y me dejó imposibilitada para explicar lo violada que me sentí. Me salvo la vida mi hija, es un regalo tan inmerecido y hermoso que me ha ido curando y dado fuerzas para encontrar en este desmadre mierdoso de vida algo de luz...
Este año todo es diferente, tengo un hogar, construí ese hogar.
Cumplo 26 años y ya siento que son 26 de algo. Aunque sí me siento vieja, y mucho.

3 comentarios:

Joyrider dijo...

26 es una bonita edad, suena mejor 25 que es un número demasiado exacto. Muchas felicidades, eh!

OAB dijo...

a los 26 yo me case...y puedo decir que a partir de entonces mi vida cambio.

Feliz dia

Nina dijo...

Woow, me sentí bien al ver lo que sentiste durante tu embarazo, quizá no soy tan mala persona.
Felicidades por tus pasados 26 años jeje, yo apenas tengo 21 creo que aún me falta mucho por aprender...