jueves, 31 de enero de 2008

Sorry por la tardanza pero este post me causa muuucho trauma, y claro también risa.


Tenía 7 años, vivía en Cancún, iba con mi hermano pequeño a la tiendita, estaba a una cuadra y después de comprarnos nuestras tix-tix (uuuf antes cuando sonric´s era delicioso y no una chafada), decidimos que antes de regresar a la casa podíamos visitar la privada que estaba muy cerca para saludar a las tiernas mascotas del lugar, dos monos arañas que siempre tenían alguna nueva gracia y que todos los niños de los alrededores amábamos ir a ver.
El patio donde se encontraban era enorme, en medio había una alberca y ellos estaban amarrados a un árbol de almendros al centro, mi pequeño hermano (yo creo q tenía como 5 años él) se puso a imitarlos y ellos muy divertidos hicieron lo suyo, yo muerta de la risa pero un poco envidiosa de su capacidad de hacer reír decidí hacer que los changos me quisieran más a mi (pinche competencia pendeja que he traído con mi hermano toda la vida), así que tomé una planta que había visto les gustaba comer y se la deje donde alcanzara pero yo me fui corriendo de su rango de alcance, el chango muy contento se emocionó y alentada por eso fui por mas plantitas, cada vez me aceraba más, mi meta era darle al chango la plantita en la mano.
Me agache para dejar la plantita y antes de que me hubiera podido levantar sentí un horror indescriptible, el chango me había saltado encima, estaba en mi cabeza mordiendo a diestra y siniestra, jalando y rasguñando, mi pánico era tan grande que ni gritar podía, sólo sentía que tenía que zafarme de él y correr, mi hermanito comenzó a gritar, yo oía sus gritos y me preguntaba por que nadie mas los oía y porque nadie me iba a ayudar.
Él gritaba, yo no entendía que pasaba, las garras se me enterraban cada vez mas fuerte, sentía sus mordidas por todo el cuerpo, mechones enormes de pelo mío salían volando, yo intentaba zafarme pero él pinche chango se aferraba más y más a mi piel, yo me sentía empapada de algo viscoso, pensé que iba a morirme asesinada por un mono araña enfrente de mi hermanito, sentí un horror indescriptible, pero aún así seguí luchando para librarme de él, yo me imagino que aproximadamente unos quince minutos después logre con un chingo de esfuerzo soltarme, le agarre la mano a mi hermanito y corrí lo más lejos que pude.
En la puerta mi papá se estaba estacionando, ya que preocupado por nuestra tardanza se imagino que andabamos con el chango, cual fue sus sorpresa cuando me vió correr hacia el con mi hermano con cara de shock y conmigo llena de sangre, sin zapatos, sin blusa y con pedazos de cuero cabelludo al descubierto por falta de pelo.
-VOY A MATAR A ESE PINCHE CHANGO- dijo y entró corriendo al patio, yo a pesar de mi miedo recuerdo haberlo perseguido, para evitarlo, sentía mucha culpa, como iba a morir el pobre mono sólo por lastimarme a mi (que buena autoestima tenía la niña no?).
El chango subió a la rama más alta cuando vió a mi papá y no volvió a bajar nunca, neta mi padre si da un chingo de miedo....
Como mis papás eran suuper responsables y sabían perfectamente bien como hacer bien su trabajo, se esperaron aproximadamente dos horas para hacer algo al respecto, uno porque mi papá tenía trabajo, y porque mi mamá andaba en la estación (tenía un programa de radio), y dos porque no creen en la medicina tradicional o alopatica, mi papá medio me puso barro en lo que trabajaba, y me dio chochitos homeopaticos, obvio eso no paró el sangrado, y cuando me desmayé me llevaron al hospital y me revisaron, me cosieron las heridas, tenía dos mordidas de gravedad, una en la cabeza que no dejaba de sangrar y otra en la rodilla que estaba enorme,
- Lo bueno me dijo el doc, es que traías esa diadema (era 1990 era una diadema ancha, y muy gruesa, no se si alguna las recuerde pero si la rompían tenía como hule espuma, y los bordes eran de metal), sin ella estarías muerta...
Me pusieron un chingo de vacunas, muy a pesar de mis papas, que no me habían puesto ni una sola (lo bueno es que mi abuela me llevó varias veces a vacunar a escondidas, si ya se mis padres estan super locos pero eso es madera para otro post), me curaron todas las heridas y me mandaron a mi casa.
Cuando fui a preguntar a mi mamá acerca del incidente, me dijo que lo tengo todo mal, así no fue misspinkycita, yo estuve todo el tiempo a tu lado, y no te pude zafar de él, te llevé al hospital rápido, rápido y siempre estuviste segura, chale esto es lo peor del caso, que mi recuerdo es anulado por su querer convencerme que siempre fue la mejor mamá...
Mi trauma aún no ha sido superado, tanto así que veo un chango y tengo que salir corriendo, tanto así que sólo poner la imagen para este post me puso la piel chinita, yo le veo los ojos de asesino, de traicionero, aunque a muchos les parezca tierno....jajaja yo también estoy bien loca.

20 comentarios:

Bose dijo...

Una vez mas ...

Si no es una caida es una mordida =/ Inches changos a no me dan miedo, pero no les tengo confianza, son traicioneros como los hombres jaja Digo, como el ser humano...

Yo si lo ubiera matado al cabron!!! wherever... Hijo de su changada madre jeje

Escritor sin rumbo Fijo dijo...

primer acto: esta un hombre parado, viene un chango se lo quiere llevar y no puede


segundo acto: esta el mismo hombre parado, vienen 4 changos se lo quieren llevar y no pueden


tercer acto: esta el mismo hombre parado, vienen 8 changos y se lo llevan.

Como se llamo la obra?

Rommy dijo...

El nombre de la obra puede ser:
"Se lo llevó la changada"
Jajajajajaja Y si no pues saquenme de mi ignorancia.

Dalkiel dijo...

segun yo la obra si es "se lo llevo la changada"


sabes yo no recuerdo que edad tenia pero si recuerdo que habia ido con mi mama a pasear creo que al sisi de acapulco o a chapultepec.
el punto es que estaba viendo a los changos y a tu querido amigo se le ocurrio darle la mano, el sacaba la suya por entre la malla. el punto es que le di la mano la agarro le hecho el ojo y no se si por que estoy tan che blanco penso que era banana me jalo y me mordio el dedo gordo de la mano derecha pero este no era un mono ardilla digo araña sino un chimpance mas grandote peludo y cabron no me paso realmente nada pero te juro que pense que me iba a arrancar todo el brazo y lo mejor que obtuve de mi mama fue un " ya ves quien te manda, andale mueve ya vamonos" y de malas experiencias con animales en general te puedo contar varias pero esa es madera de otro post jajajajajajajajaj lo siento tenia que aplicartela un dia era mucha tentacion

briones dijo...

jaja, ni modo tan to la curiosidad del hombre como la de lso animales nos pone en predicamentos

waaa!! yo de pequeño estaba en pleitos con las albercas, tres veces me tuvieron que rescatar de las profundidades de las albercas, por alguna extraña razon siempre un desconocido me salvava

en fin....

pues mas mona para la otra

saludos

MargorieV dijo...

Chale... Me imagino el trauma y la impresión...

Lo bueno es q estás vivida y coleando...

Bendita diademota, si las recuerdo... yo era fanS...

Como va el pie???

Saludos =)

Jane dijo...

inche chango ya me imagino el trauma que te dejo,,, la neta esos aminales a mi no se me hacen nadita confiables,,, como que tienen cara de que son bien cabrones...
saluditosss!!!

LicCARPILAGO dijo...

el homo sapiens... el homínido cumbre de la evolucion... subyugado ante un primate que se quedo estancado en la era de los tiempos.

no se si reir o llorar...

por lo menos le jalaste los pelos o lo mordiste tratando de igualar el match?

un pequeño paso para miss pinky pero un gran salto para los monos araña.

!ngrata dijo...

Yo tambien tengo una historia con changuitos no tan fuerte como la tuya, pero ahi te va, resumida pa no aburrirte.... Jajaja, estava en el circo y los changuitos se escaparon causando Pandemonium en las tribunas, toda la gente loca gritando de horror, yo tampoco he superado mi trauma, no me gusta ir al circo...
Si me acuerdo de esas diademas, yo tenia varias de muchos colores...
Ah!! el tix-tix era la neta!!
Pero que bueno que la cosa no paso a mayores....te habran puesto la vacuna de la rabia?? jojojo
besos niña!!

lunanueva dijo...

ouch y mas ouch, que dificil, que bueno q lo cuentas, no me acercare a ningun changoooooooo, sera por eso que no tengo novio? ja ja ja .

hay nena que te digo, afortunadamente ya todo fue y quedo como un mal recuerdo.

Cuando vi la foto me recorde en mi clase de arabe, claro a la mona se le ve mas gracia en esa pose, y esta mas delgada y ash malditos changos. que lo superen, su especia aun no evoluciona.

Anónimo dijo...

pinche chango que chingue a su madre...., si es que todavia vive!!!!

ssmuuuuaaaaaaccckkkk

:)

Iam dijo...

aaaah la merg... esto se llena rapido

Luthien dijo...

Jajaja la neta si da risa, pero pos te tengo una mala noticia miss

=(

Yo tuve un chango de mascota jaja, es en serio =/

Y es a la mascota que más he querido, todo un amooooooor!!

A veces salvaje, pero ya sabes.. me gusta la aventura jajajaja

Oye, hay que vivir un tiempo en Cancún, no?? =P

W.J. Porter dijo...

Entre 1994 y 1995 estuve castigado el 80% de los fines de semana. Nadie ne mi familia recuerda eso mas que yo,evidentemenete. ¿A qué se debe la edición de memoria de eventos entre padres e hijos?

Anónimo dijo...

Los changuitos ( y los hombres) son de cuidadito con ellos, no hay que darles tanta confianza porque mira, ya vez, jejeje!

sirako dijo...

pobre de tí, pero a culpa es de qien tenía a los changgos no? me imagino que los volvió locos y ps uno te atacó. una prima tenía uno igal en cautiverio e intentó matarla cuando era niña, he sabido de varios casos así, ps que horror.

La ChiCa X dijo...

changa china chiflada!

que miedooo! pero o sea doña pinky cuidesee! que se caen, que la muerden o sea que falta?? DIOOS!!



tocaya, esta invitadisima a la piñata de mi chamaco.. es que la invitacion es aca VIP uste sabe...
jajajajaj gracias por lo que dices en tu coment!

Gaby dijo...

pinche chango... que miedo... me recordaste algo
la primera vez que fui a un circo, a la entrada había un hombre con un chango según muy amistoso... y una de mis primas, se animo a tocarlo y justo cuando quiso darle la mano.... el chango brinco violentamente a su cabeza y empezó a arañarla... no fue nada grave pues el tipo encargado del chango, lo controlo... pero el miedo por los changos no se me quita!

saluditos!

Javiercito dijo...

no manches que cagado, a mi papá tambien lo mordió un mono araña!!!

Si que son agresivos , ches changos

saludos

Dalkiel dijo...

pues ya no me dan miedo los changos pero prefiero mantener mi distancia