sábado, 8 de septiembre de 2007

Monsieur Attachant




Aquí va una anécdota:
Hace unos años, cuando era una joven ni siquiera veinteañera fui aceptada en una no muy conocida pero si muy reconocida escuela de actuación. Había logrado pasar duras pruebas, un muy cansado propedéutico y me sentía mas que feliz. Justo ese día salí a un punto caribeño bastante paradisiaco para celebrar y aprovechar la semana que tenía de vacaciones ya que los siguientes tres años iban a estar libres de ellas. Estaba en uno de los mejores momentos de mi vida, soltera, más delgada que nunca (y mas que eso tenía músculos visibles por el ejercicio previo a los exámenes de admisión), tenía dinero guardado de chambitas y tenía mi futuro arreglado, por fin iba a comenzar a realizar mi sueño, ser actriz! Miss Berry y yo partimos hacia el trópico mas que emocionadas, desde el avión decidimos que serían las vacaciones de nuestra vida, que nada nos lo iba a impedir.
LLegamos a nuestro destino y nos quedamos en la alberca hasta que la noche se acerco, nos arreglamos y como todo joven que se respete nos fuimos a recorrer todos los antros del lugar, ya estábamos aburridas en uno lleno de bongos cuando a lo lejos vi (si va a ser muy trillado) al hombre mas guapo del lugar, miss berry me dijo mira le guste y pensando que no quería arruinar el futuro romántico de mi amiga me dedique a seguir bailando. De pronto se acerco, mi amiga sudaba de nervios pero casi se desmaya cuando el en vez de saludarla me pidió bailar a mi, la vi con cara de "porfa guey dejame bailar con el y no te enojes" y me vio con cara de "ya que carajo pero me debes una" . Bailamos un rato y entre canción y canción platicamos un poco, tenía nombre de mujer, venía del país mas romántico del mundo, no sabía nada de español y muy poco ingles, tenía cinco años mas que yo, se iba a quedar el mismo tiempo en esa ciudad. Para ser un primer mundista europeo resulto ser mucho mas tranquilo y sencillo de lo que pensé, me contó que estaba harto de las mujeres europeas, el quería enamorarse y ellas ya no creían en esas cursilerías, el había salido siempre con latino americanas porque no eran frías e inhumanas (esas eran palabras de el no mías). Monsieur Attachant y yo nos la pasamos increíble, miss berry estaba contenta porque andaba bailando con su ligue y yo sentía que andaba en las nubes, era lo suficientemente niña para disfrutar la fantasía de un amor de verano (osea no era la cínica amargada de hoy que hubiera creído que el en ves de champagne con fresas quería solo cojer). Bueno el punto es que Monsieur Attachant resulto todo un caballero, nos acompaño hasta mi hotel, me dio un beso en la mano (si que pinche cliché ridículo y cursi) y se fue.
Bueno yo no podía dejar de pensar en este monsieur, era guapo, inteligente, culto, y mas que nada me hacía reír, en nuestro lenguaje inventado (mezcla de francés, ingles y español) nos divertimos mucho. Al día siguiente me despertó el teléfono, era él y me invitaba a comer ese mismo día, me reuní con el no antes de dejar a miss berry en el hotel de su ligue.
Comimos, vimos el atardecer en la laguna, bueno hicimos todas esas cosas que se hacen cuando se supone uno esta enamorado de alguien que no conoce y que pone locos a todos los guionistas de películas de romance y que ahora me dan asquito. Después de días de romance (y no sex-el tipo no hacia intentos y pues yo tampoco los hice) llegó el día en que tenía que regresarme a mi vida en la ciudad de méxico, dejar el paraiso, al galan que me hacía suspirar mas de lo biológicamente posible, estaba down pero pues mi futuro como actriz me esperaba, la escuela en la que solo entraban unos cuantos elegidos, y mi sueño empezando a realizarse (dios! sueno como alumna de la academia, roña!).
Después de una noche extremadamente intensa de despedida (wow, y doble wow), y justo cuando salio el sol comence a decirle a mi monsieur que mi avión ya casi salia por lo cual me tenía que ir, el saco una caja me pidió que la abriera y adentro había un boleto de avión con mi nombre y destino a la ciudad del amor, me dijo tu y yo, Paris, que podría ser mejor?...
próximamente continuare con la historia...

4 comentarios:

Mr. Cure dijo...

me voy aponer celoso jajajaja

besos de Mr. Cure

Alejandro Ortiz dijo...

Muy buena anecdota, me dejaste intrigado, quiero escuchar la 2nda parte ya.

Oye, la pintura que tienes en tu perfil es muy buena... alguna vez has visto pinturas de Remedios Varo, son mis favoritas.

Estare esperando la continuacion de la historia :)

Saludos

paola-la dijo...

woahhhhhh

Dalkiel dijo...

Holly S**t
eso pinta pa ponerse interesante